Si nos dieran un euro por cada vez que escuchamos cualquiera de los mitos más sonados sobre las sillas de coche a contramarcha… no tendríamos que volver a trabajar en la vida.

Lo primero que tienes que saber es que cuando algo está comprobado científicamente no tiene excusa que pueda con ello. Nadie cuestiona cómo se hacen los bebés. O que respiramos oxígeno. O que necesitamos agua para sobrevivir. ¿No?

Pues esto es exactamente lo mismo. Con la diferencia de que hay toooooodo un mercado de puericultura extra fuerte y una normativa floja que a los más conformistas les hace pensar: «total, si lo venden, tan malo no será».

Ahá, alcohólicos y fumadores. Si lo venden, tan malo no será.

Hoy os traigo el Top Ten de las excusas más habituales (sí, excusas, porque no hay un sólo motivo que pese más que evitar la lesión a un hijo en un posible impacto por leve que sea) que escuchamos todos los días:

  • ¡Es que se aburren! Sí, claro. Y a los cinco minutos de hacer cualquier cosa y no por eso estás constantemente haciendo el payaso para entretenerle. Es buenísimo para el cerebro aburrirse, eso fomenta la creatividad. Así que si esto fuera cierto, le estás haciendo un favor 🙂
  • Sólo pueden ir a contramarcha hasta los 15 meses. Típico argumento de tiendas donde no están especializados en seguridad, que sólo venden lo que hay sin saber de lo que hablan. Cuidado con esto, ¿vale? Los profesionales del sector tenemos una responsabilidad muy grande. Son vidas, son el mayor tesoro que tenéis. Hay que cuidarlo. Así que no, no es cierto, los peques pueden ir a contramarcha siempre que quepan en una silla a contramarcha y actualmente hay una con 32 kilos de capacidad y 125 cm de altura. No me imagino yo un peque de 15 meses con 32 kilos…
  • Mirando hacia atrás se van a marear. Supongamos que es cierto, que se marea. Porque existe algo que se llama cinetosis, precisamente hace que nos mareemos porque nuestro cerebro no está procesando bien el movimiento. Bien. Antes que esto probablemente ocurrirá que la silla le provoca mucha presión abdominal, que no hay buena ventilación, que ha comido algo muy pesado…. Nosotros nos mareamos por mirar al móvil mientras vamos en el coche (el conductor no, claro) y vamos a favor de marcha. Así que no, el motivo del mareo, si es cierto que se marea, no es la orientación de la silla. No pongas en riesgo a tu peque por culpa de esta creencia o afirmación por favor. Te dejamos aquí un enlace muy instructivo de la doctora Gloria Colli en Criar con Sentido Común.
  • El arnés de cara a la marcha es más seguro. Claaaaaaro. Pregúntale a Fernando Alonso a ver qué te dice. O a cualquier piloto de rally. ¿Por qué crees que se llaman Sistemas de Retención Infantil? Porque las sillas a favor de marcha tienen una función muy clara: RETENER el cuerpo del peque, pero no tienen la función de salvarle la vida. Si sujetas el cuerpo con el arnés, en el frenazo o impacto más tonto, la fuerza de tracción en el cuello es mayor de la que puede soportar sin lesionarse. ¿No te has dado nunca un golpe con el coche? ¿Cuánto has tardado en recuperarte? Imagínate un peque que su cabeza es mucho más grande proporcionalmente hablando con respecto de su cuerpo y que su cuello no tiene todos los huesos desarrollados.
  • No les caben las piernas. Vale. ¿y? Si tienen una buena inclinación, no es importante. Pero imaginemos que a la silla le falta el arco antivuelco y es la propia silla la que tiene esa función. Está muy pegada al respaldo y es real que no hay ⠀ para las piernas. Insisto, ¿y? Más vale piernas dobladas que cuello roto. No obstante, es importante probar antes las sillas, y que la persona que te está atendiendo sea realista con las limitaciones de las mismas. Muchas, aunque su etiquetado dice que llega hasta 18 o 25 kilos, no es cierto porque por altura los peques ya no van a caber.
Niña de cuatro años a contramarcha en una silla Triofix Comfort
  • Vale mucho dinero. Faaaaaalso, totalmente. Desde 189 euros tienes sillas que han pasado el Plus Test (es la prueba más exigente en cuanto a seguridad que sí que mide la repercusión en el cuerpo del bebé)
  • Mi coche es súper seguro. Genial, me alegro. Pues te habrá costado dinero. Así que 500 euros para cuatro años seguro que no te suponen tanto. (y no tengo nada más que decir al respecto)
  • No ven nada. En un turismo ven incluso más y además, a velocidad real (esto no marea señoras). Piensa que con una buena silla a contramarcha van un poquito más altos y tienen toda la panorámica de atrás además de las ventanillas laterales. A favor de marcha ven por un lado y el respaldo del asiento de delante. ¿Quizás tengas esta impresión porque lo llevas en un grupo 0 sin base? Sobre esto tenemos un vídeo que enseñarte. Pero además, a un bebé recién nacido no le hace falta ver por las ventanillas. De hecho, no ve demasiado 🙂
  • Llora porque va incómodo. Pues puede ser. Así que toca revisar qué silla tienes, qué inclinación tiene en tu coche y si le proporciona buena posición. Pero también puede ser que te esté viendo y quiere que le cojas, o que tenga hambre, o sueño, o no le guste estar atado… Pueden ser infinidad de cosas, pero lo que está claro es que sólo tienen una forma de comunicarse cuando no hablan y es llorando. Aquí también es importante gestionar nuestras propias emociones y reaccionar bien, con el menor nerviosismo posible.
  • Y la última pero quizás la más sonada…. Si me pegan por detrás entonces ya no es segura la contramarcha. Y aquí es cuando tu profe de física del instituto se echa las manos a la cabeza. Física básica, la que se nos ha olvidado a la mayoría (ojalá me hubieran enseñado a mi física con estos ejemplos, me hubiera quedado clarísimo). Para que la contramarcha deje de ser lo más seguro, incluyendo un impacto por alcance, tu tienes que ir marcha atrás. Ahí sí esa silla a contramarcha se ha convertido en una silla a favor de marcha. Si no, si estás parado o estás circulando en la misma dirección, un impacto por alcance no es lesivo para un peque en una buena silla Plus Test.

Con esto quiero haceros reflexionar en que la ciencia no es opinable ni discutible. Lo que es, es. Si un bolígrafo pinta azul, es azul. Punto, no hay vuelta de hoja.

¿Me he dejado algún gran mito? ¿Hay alguno que te hayan dicho que incluso casi te hayan convencido?

Abrir chat
¿Te ayudamos?