Ésta es una de esas palabras que oyes en repetidas ocasiones cuando empiezas a interesarte por las sillas de coche para bebé. A veces, parece que el isofix es algo indispensable y otras todo lo contrario.

En realidad, es un sistema de anclaje que se compone de una barra con dos grapas en los laterales del asiento individual (en algunos coches no está, en otros hay sólo en los asientos de detrás del copiloto y piloto y en otros está en todos excepto el del piloto).

Su medida es estándar y las sillas disponen de dos pinzas que se enganchan a dichas grapas. Pero con hacer esto no es suficiente. La silla, además, para considerarse segura, debe ir acompañada de un arco antivuelco que quede muy pegado al asiento y de una pata de apoyo que evite el retroceso en caso de impacto.

El isofix está homologado para 18 kilos, esto quiere decir que en la nueva normativa ECE R-129 por la que se rigen todas las sillas de nueva fabricación (desde el 2013) de grupo 0-1 deben llevar este sistema de anclaje, como por ejemplo Britax Römer Dualfix I-size.

¿Y por qué está establecido en 18 kilos?

Porque en realidad el peso que soporta según pruebas de laboratorio es de 33 kilos. Pero hay que sumar el peso de los peques y el de la propia silla. Por eso, verás en el mercado algunas sillas que te dicen que soportan 20 kilos del peque, o incluso 23, como Axkid One (es porque le han restado kilos al sistema de retención infantil para ganarlos al margen de peso del peque).

¿Es más insegura una silla si no lo lleva?

No tiene por qué. De hecho, las sillas que son hasta 25 kilos a contramarcha (o 32 kilos) se anclan con cinturón de seguridad, pata de apoyo y un sistema llamado Lower Tether. En este caso hablamos de sillas como por ejemplo Klippan Century

Pero si nos centramos en las de grupo 0-1, no olvides que deben ser tres elementos de seguridad (también si no lleva isofix), que serían el cinturón de seguridad, arco antivuelco y pata de apoyo (aquí el ejemplo más claro es Klippan Kiss 2 Plus)

Se trata, como siempre, de que pruebes en tu coche antes de comprar y que priorices, por la seguridad de tu bebé siempre, siempre, siempre la contramarcha.

Abrir chat
¿Te ayudamos?