Muchas familias al iniciar la búsqueda de la silla de coche para su bebé, pueden caer en la trampa de «Una sola silla» para el bebé, esto es la trampa de las sillas de coche multigrupo o grupo 0/1/2/3. Vamos a explicar de manera sencilla qué es una silla segura y adecuada a cada etapa.

¿Le pondrías a tu bebé un zapato cinco tallas más grande?

Entonces, ¿qué sentido tiene una silla de coche que reúna todos los grupos en una misma silla?.

Hablamos de “grupos” para identificar los límites de uso de las sillas: 0, 1,2 y 3.

Grupo 0+: hasta 13 kilos
Grupo 1: hasta 18 kilos
Grupo 2: hasta 25 kilos
Grupo 3: hasta 36 kilos

Y luego según la normativa por la que se haya fabricado la silla en cuestión, hablamos en kilos o altura máxima.

Recomendamos usar sistema de retención infantil desde el nacimiento hasta los 1,50 metro de altura. La silla por seguridad debe de ir instalada en el sentido contrario a la marcha por seguridad, hasta mínimo los 4 años y el máximo que permita la silla. La contramarcha es la opción más segura de viajar. Puedes ver diferentes estudios aquí.

¿No te parece qué en algún momento una silla que abarca tanto tiempo y tanta diferencia de tamaño y desarrollo no se adaptará al bebe o fallará en cuanto a la seguridad?

Lo ideal es ir abarcando poco a poco y teniendo en cuenta que no sólo debemos fijarnos en la etiqueta sino en otros factores que sólo podrás saber si pruebas la silla en tu coche. Así que para maximizar la seguridad, abarcamos los grupos de dos en dos:


0/1: desde el nacimiento y hasta los 18 kgs a contramarcha porque es la única manera de proporcionar seguridad.

1/2: desde los 9 hasta los 25 kgs a contramarcha lo más recomendado.

2/3: desde mínimo los 18 kgs y hasta que agoten por altura la silla, más allá del 1,35 m si puede ser.

Claramente se observa que las características de cada etapa son enormemente diferentes. Ningún reductor podrá adaptarse a tan diferentes etapas.

Si lo que miras es que la silla sea fácil de instalar, que te dure toda la vida de uso de sri en el coche de tu peque, y SEGURA, sentimos decirte que: ¡eso es imposible!

Y no, las sillas no son caras. Lo que pasa es que estamos más acostumbrado a gastarnos entre 500 y 1000 euros (si no es más) en un carro que vamos a usar un año. (Cuando las sillas de coche te cuestan muchísimo menos en proporción).

Abrir chat
¿Te ayudamos?