«Yo he puesto a mi hijo en el sentido de la marcha porque se marea», es algo que hemos escuchado en numerosas ocasiones.

Y es que, en nuestro cerebro adulto, está directamente relacionado que ellos se marean a causa únicamente del sentido de la marcha. «Como yo me mareo, él también», «Como yo tengo frío, él también».

Y quizás sí se maree, pero todavía, a día de hoy, mi cerebro adulto no consigue entender por qué es mejor poner en riesgo su vida a sabiendas de lo que estoy haciendo. ¿Te imaginas qué sentirías sólo si tuvieras que pasar una noche en el hospital con él en observación cuando de otra manera (ACM) no hubiera pasado nada?

«Pues lo he puesto AFM y ya no vomita». Vale, puede ser, claro que sí. Pero es que a lo mejor iba en una silla que lo mantenía excesivamente curvado y al ponerlo AFM, su estómago ya no está presionado. Así que, para tí que tienes que limpiar la silla cada dos por tres, que es un auténtico engorro, te traemos este post para que agotes todas las posibilidades y encuentres una solución sin tomar decisiones perjudiciales para tu preciosa familia.

POSIBLES CAUSAS DEL MAREO

Lo primero te vamos a explicar qué es la cinetosis: Es algo así como la sobreestimulación del aparato vestibular debido al movimiento. La musculatura, ojos, oído interno… envían señales al cerebro de un movimiento que no coincide con la sensación, así que se produce ese malestar que puede acabar en vómito. Pero el cerebro no dice «voy marcha atrás, me mareo». No, es el movimiento en general. Y cada individuo tiene diferentes motivos para sentirse mal:

  • Los olores fuertes.
  • Mirar a algo en movimiento que no coincide con tu propio movimiento
  • El miedo
  • Estómago demasiado lleno o alimentos pesados
  • Aparato digestivo presionado (una silla demasiado curva o con muy poca inclinación)
  • Demasiado calor

Y son muchas de estas cosas las que ocurren cuando tenemos a un bebé o niño pequeño dentro de una silla de coche. Tendemos a abrigarles demasiado, las sillas tienen poca inclinación, les hemos llenado el estómago para que duerma más y pueda circular más tiempo antes de que llore….

Los mareos cinéticos raramente aparecen en niños pequeños pero pueden comenzar a aparecer a partir de los dos años (fuente: cun.es). A partir de los 12 años la sensibilidad disminuye para regresar en la tercera edad. Eso sí, hay adultos que la padecen independientemente de la edad.

Quizás esto también tenga que ver con un desarrollo precario de su sentido del equilibrio…

Existen medicamentos o placebos que pueden ayudarnos a reducir la sintomatología, pero como no nos parece apropiado medicar a un niño así de primeras, vamos a recomendarte algunas posibles soluciones y verás que, ninguna de ellas, pasa por colocar a los peques a favor de la marcha.

SOLUCIONES QUE PUEDES PROBAR

  • Que el habitáculo esté permanentemente ventilado y el peque sin excesiva ropa (cosa que también recomendamos para que el arnés quede bien colocado). Puedes dejar una rendija de la ventanilla abierta. Recuerdo que a mi me aliviaba sacar la mano por la ventanilla cuando iba leyendo en el coche.
  • Que el peque mire hacia el exterior o esté distraído mirando tus manos, un peluche… incluso una tablet correctamente anclada en el reposacabezas. Todo vale si la alternativa a esto es o vomitar o colocar AFM.
  • No le llenes el estómago demasiado. Si es un bebé lactante y vomita en el coche, entiendo que no puedes dejarle sin teta o bibe si pide… así que…
  • Quizás el problema sea que la silla no es la más apropiada. Excesiva curvatura y vísceras presionadas, poca inclinación y el peque debe forzar todo el tiempo sus abdominales o lumbares para mantener la posición… Esto coincide muchas veces con un peque que ya podría pasar a un grupo 1, pero que todavía va en un huevo o maxicosi porque aún le vale. En el 98% de los casos, al cambiarlos de silla, hemos observado una mejora en su comportamiento y su bienestar.
  • Invéntate juegos. En este post de nuestras queridas Froggies puedes ver algunas opciones. Cristina Saraldi hizo un vídeo justo antes de irse a conquistar las Américas muy útil.

Yo te doy algunas soluciones pero seguro que encuentras mil variantes que pueden hacer que se reduzca o desaparezca el problema.

Y como sabemos que cada caso es un mundo, aquí estamos para ayudarte. Si vives cerquita de nosotras, pásate y vemos qué puede estar ocurriendo.

Si no, pregúntanos que te recomendaremos un lugar especializado. Puedes localizarnos mediante esta web, por instagram, por teléfono 948047799…

Y si crees que este post puede ayudarle a alguien, ¡compártelo!